Día Internacional de la Tierra

Imagen: Manuel Panelles.

Este abril 22 de 2021, a los ambientalistas solo nos queda  divulgar  las alertas que arrojan las investigaciones en distintos lugares del planeta, referidas a las rupturas ecológicas que padece la Tierra. Son de disimiles tamaños y se han esparcido por todos los territorios del planeta, aunque con mayor profundidad en los Países del Sur agobiados por el saqueo permanente y sin límite de nuestros recursos naturales finitos. El capitalismo trasnacional y la corrupción de los Gobiernos nacionales no dan el mínimo respiro a la destrucción ecológica y medioambiental.

Debido a la extrema gravedad, no queda duda, que la humanidad se encuentra en la Sexta Extinción en movimiento, imposible de detener. Es más que una percepción científica, los hechos de la crisis climática habla por sí mismos.

En caso de que los Gobiernos del Norte decidan dejar de “comerse los bosques de todo el mundo” (Greenpeace) en alimentos prefabricados y en biocombustibles, ya que esta decisión significaría cambiar estilos de consumo, si quedaría un pequeño margen de acción a nuestras comunidades étnico-afro campesinas guardianes incondicionales de la naturaleza, a dedicarse a producir alimentos tanto para sus comunidades como para el mercado interno de estos países doblegados. De otra parte, el capitalismo trasnacional no cesa en la búsqueda de beneficios a costa de la misma destrucción del planeta. Solo el cambio climático podrá derrotar a este monstruo de mil cabeza como lo he afirmado en varios escritos.

 A continuación, relaciono  algunos eventos de la Sexta Extinción en movimiento:

El Glaciar del “Día del Juicio Final“:  Las alarmas no han dejado de sonar a pesar de la pandemia.  “A António Guterres, secretario general de Naciones Unidas (ONU), está agobiado de tanto advertir en vano de las consecuencias de esta crisis climática planetaria. En días recientes comentaba un escenario ‘aterrador’ al referirse al último informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM)… y, la conclusión es cristalina: las evidencias e impactos del calentamiento global se agolpan. Por ejemplo, 2020 estuvo entre los tres años más cálidos jamás registrados, recordó la OMM. Los otros dos fueron 2016 y 2019.

https://elpais.com/clima-y-medio-ambiente/2021-04-22/2021-un-ano-decisivo-en-la-lucha-climatica.html

Otro ejemplo, es la construcción de la Represa de Hidruituango:

Compuerta Represa Hidruituango. Impredescibles daños ecológicos, medioambientales y sociales en Colombia.

  • EPM decidió cerrar antes de lo previsto la segunda compuerta del proyecto y el caudal del río Cauca pasará de cerca de 500 metros cúbicos por segundo a solo 35.
  • Comunidades están preocupadas porque el río quedará prácticamente seco durante tres días. Muerte de peces, erosión y escasez de agua para acueductos son algunos de los impactos de la decisión.

Desde la inundación de Puerto Valdivia en Antioquia en mayo de 2018, Hidroituango, el proyecto hidroeléctrico más grande en la historia de Colombia, no ha dejado de estar en alerta. Se han tomado decisiones radicales como la inundación de la casa de máquinas y recientemente el cierre de una de las compuertas de captación de agua de la obra.

A pesar de que se terminó de construir la presa, la casa de máquinas sigue inundada y aún se desconoce el estado real de la obra y los costos asociados a las contingencias ocurridas. La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) le ha hecho decenas de requerimientos a Empresas Públicas de Medellín (EPM) y ya le abrió proceso sancionatorio por no garantizar el caudal ecológico aguas abajo de la presa. https://es.mongabay.com/2019/02/hidroituango-impactos-ambientales-rio-cauca/

“El glaciar Thwaites es definido como el glaciar “más importante” y el “más peligroso” del mundo. También le dicen el glaciar del “Día del Juicio Final”. Se encuentra en el sector antártico que no es reclamado por ningún país, y desemboca en el mar de Amundsen, a unos 30 kilómetros al este del monte Murphy, en la tierra de Marie Byrd. Es gigante, casi del tamaño de Reino Unido, y es ya responsable de 4% del aumento global en el nivel del mar, una cifra enorme para un solo glaciar”.

Pero los datos de satélite muestran que se está derritiendo cada vez más rápido. El Thwaites contiene suficiente agua para incrementar el nivel de los mares del mundo en más de medio metro”. https://www.bbc.com/mundo/noticias-51281366

La deforestación: Los bosques comprenden un 46,4 por ciento de América Latina y el Caribe. En total hay allí 935,5 millones de hectáreas de bosques y selvas, un 22 por ciento del área boscosa total del planeta, de acuerdo con cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)… Según el informe sobre ‘El estado de los bosques’,  Latinoamérica es una de las tres regiones del mundo donde más avanza la deforestación. Entre 1990 y 2015, la superficie forestal de la región perdió 96,9 millones de hectáreas. La principal causa de la pérdida de bosques en la región es la actividad maderera y la agropecuaria. https://www.dw.com/es/bosques-de-am%C3%A9rica-latina-deforestaci%C3%B3n-letal/a-50389934

Colombia, país de leyes sin ninguna aplicación real. En abril de 2018, la Corte Suprema de Justicia reconoció a la Amazonía colombiana sujeto de derechos, después de un fallo a  favor de una demanda presentada por 25 niños y jóvenes en la que pedían acciones para frenar la deforestación de esta región. Sin embargo, se quedó en el papel. El fallo fue meramente simbólico. Ni los políticos ni los funcionarios se sienten aludidos. La deforestación en Colombia ya alcanza casi el 50% de la fracción que comparte con 8 países de la Región.

Después se vino una “intensa jornada de declaratorias de ríos como sujetos de derechos. Para mitad de año ya se habían sumado Coello, Combeima, Cocora y Cauca, el segundo más importante del país. En el segundo semestre del año, la justicia también le dio derechos a PanceQuindío y Magdalena, el principal río de Colombia. Y, todo sigue peor.

En términos de agro-biodiversidad, en América Latina y el Caribe en los últimos 100 años se ha perdido el 75% de las variedades de cultivos (FAO 2005), perturbando la resiliencia ante plagas y posibilidades de adaptación al cambio climático”. De hecho, está en peligro la agricultura campesina y el abastecimiento en mercados locales—en el 65 transcurso del tiempo—, y se ha mantenido como constante la mercantilización del agua, el suelo y los bosques nativos en flagrante contradicción con las leyes de la naturaleza y el desarrollo sostenible. Así, el 75% de las tierras agrícolas de AS-MA [América del Sur y Centroamérica] en 2015 presentaban problemas de degradación (FAO y GTIS 2015).

Desde esta perspectiva, las luchas campesinas por el territorio de los países del Sur Global para el renacimiento de la economía campesina proponen la “agroecología con circuitos de comercialización locales y de intercambio justo, donde las relaciones no prioricen el negocio, sino la solidaridad, la defensa de los bienes comunes, la biodiversidad y la construcción de relaciones más justas y espacios libres de violencias”.6 NubiaBarrera-ResitenciaEtcnicoCampesinoVSAgronegocios (jussemper.org)

En realidad, todos estamos comprometidos y desde acciones pequeñas medioambientales podemos contribuir a posponer esta catástrofe.

En conclusión, la Sexta Extinción avanza al ritmo de la destrucción del Planeta. A parte de las organizaciones étnico-afro campesinas, se escuchan pocas voces en la sociedad civil en defensa del clima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s