Las medias verdades, la omisión y noticias falsas

Las medias verdades, las noticias falsas y baladíes de los medios de comunicación privados, distorsionan la realidad, crean ficciones, desvían la atención de lo urgente e importante por la información incompleta y superficial. Desde la radio, facebook y algunas plataformas digitales, por ejemplo, twitter, preguntan temas del día, escuchan opiniones y direccionan la opinión pública hacia sus fines corporativos. Esto sin contar, la competencia entre ellos mismos por ser la “primera tendencia del día”. Los medios de comunicación son de propiedad del sector bancario y empresarial más poderosos del país. Por supuesto, redireccionan el presente y el futuro de miles de personas lanzadas a la calle. ¿Cómo lo lograron? Han cerrado empresas productivas y ahora disponen de exorbitantes ganancias obtenidas con dinero FIAT en el sistema financiero.

Se abordan dos temas sensibles en la realidad nacional: En primer lugar, la elección de la alcaldesa de Bogotá, fue inducida por columnistas de diarios y revistas de la  derecha moderada y sin reticencias de fondo de la extrema derecha. Desde un medio de información, tomar partido político por un candidato (a), ha sido algo cotidiano, sin embargo, puede ser discutible la forma como inciden en los electores.  En prestigiosa revista, una columnista al mejor estilo de la derecha franquista, la elogió como única opción para el segundo cargo del país.

Por otra parte,  el canal Noticias Uno, la presentadora del canal,  claramente develó la posición política,  el día de posesión de la alcaldesa, además del perfil político de los entrevistados. Este canal informativo, tiene sus méritos y lunares: denuncia la corrupción de funcionarios del gobierno y de las corporaciones públicas; así mismo, informa sobre ejecuciones extrajudiciales, ignora, invisibiliza o critica otras noticias generadas por líderes de partidos y movimientos independientes, etiquetados de “izquierda”. No es un secreto, que tienen una visión crítica, directa y argumentativa en temas álgidos de la política nacional, a costa de la vida propia. No sobra reconocer, que la extrema derecha no acepta el mínimo atisbo de denuncia. Por ello, descalifica a los medios desarticulados de su línea de actuación y pensamiento neoliberal.

Fuente: RT.com

En segundo lugar, como si no tuviésemos suficiente con las extremas de los partidos políticos en defensa del modelo económico terrateniente y feudal, hábilmente representado en el congreso de la república y en contra del Acuerdo de Paz (2016), con énfasis en la restitución de tierras, la sustitución de la siembra de hoja de coca con proyectos de desarrollo rural integrado, el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición (JEP).

Fuente: Desinformémonos.org

Regresando a las trizas en que quedó convertido el Acuerdo de Paz, sobrevive la maltratada JEP como una piedra en el zapato. Allí han comparecido ex integrantes de las FARC, paramilitares desmovilizados, algunos altos militares responsables de crímenes extrajudiciales y masacres en distintas regiones del país y algunos delincuentes de cuello blanco. Cuando Hidra sacude una de sus tenebrosas cabezas, expulsa fragmentos de la verdad en torno a sombrías alianzas  entre caciques de casas políticas, paramilitares y otros delincuentes cómplices de atroces delitos.

Fuente: elcolombiano.com

No obstante, y en medio de la retórica de los enemigos de la paz, con aliados y simpatizantes, enredan, confunden y desvían la ruta. Por eso, no cesan las amenazas, desapariciones graneadas y los asesinatos de activistas. Los criminales se niegan a devolver los bienes robados. La estadística de los privilegios ilícitos son bien elocuentes:  “El 1 por ciento de las explotaciones de mayor tamaño (Unidades de Producción Agrícola de más de 500 hectáreas) manejan más del 80 por ciento de la tierra, mientras que el 99 por ciento restante se reparten menos del 20 por ciento” (Desde Abajo, 2017, septiembre). En lo que va corrido del año 2020, El Tiempo (15 de enero) informa, el asesinato de 17 lideres/lideresas sociales asesinados.

Fuente: France24horas
“En Colombia, las mujeres que defienden sus tierras, su cultura y el medioambiente están siendo amenazadas, hostigadas y, en ocasiones, asesinadas. Desde que se firmó el Acuerdo Final, sus territorios se han convertido en bienes muy codiciados. Mientras las defensoras tratan de preservarlos, grupos armados están dispuestos a matar por ellos. Estas mujeres son verdaderas constructoras de la paz en el país, pero apenas cuentan con protección del Estado. Si no se toman medidas de manera urgente, sus vidas corren un serio peligro” (Informe Colombia.  Informe de Oxfam, octubre 2019).

Uribe en su pedestal subestima a las víctimas, también olvida, que algún día las investigaciones de la Corte Suprema podrían entregar algún resultado y asomo de justicia. Aparenta que todo lo tiene bajo control. Al igual que Hidra, muestra su rabia a todo aquel que disienta. Le ha apostado a la estrategia de reelecciones sucesivas desde el 2002 y en cuerpo ajeno con la elección de Duque (2018-2022), más el olvido colectivo que genera el día a día. Tampoco descuida a la temible Hidra, sabe que las alianzas implican compromisos, pero también desconfianzas. Mientras espera el borrador del tiempo, los medios entretienen a los electores con actos emocionales, partidos de fútbol, farándula, chismes de famosos, entre otros.  Al fin de cuentas la población pensante aporta pocos votos en las urnas. Pero existe un tercero excluido impredecible a la hora de la verdad, se trata de la sociedad civil y en ella se destaca un sector ético que ajusta su vida a las normas del  estado de derecho y en  actitud crítica espera el resultado de las investigaciones de la Corte Suprema de Justicia.

La realidad es siempre cambiante y esta dialéctica origina hechos inesperados. Aunque el mapa parapolítico siempre esté construcción, los expertos  en políticas de estado ya aseguran que la  Ley de Punto Final es un imposible jurídico y moral, aún en el supuesto lejano de que la verdad se traduzca en formas aceptables de reparación a las víctimas y garantía de no repetición. En el país de los absurdos, el negacionista del conflicto armado, historiador Darío Acevedo, es nombrado director del Centro de Memoria Historia, con la improbable tarea de investigar y documentar la historia de más de 50 años de conflicto armado. Con este acto, el presidente Duque, vuelve agredir a las víctimas y a la sociedad colombiana.

Tampoco los negacionistas pueden olvidar que el Acuerdo de Paz atrae donaciones de países ricos con destino a proyectos de reparación a las víctimas, sin embargo, grandes sumas de recursos se pierden en la sofisticada red de corruptos.  Véase  https://www.vanguardia.com/colombia/el-nuevo-escandalo-de-corrupcion-con-los-dineros-de-la-paz-JD1984685

Finalmente, se sabe que Uribe es protagónico y adicto a los pedestales. Desde hace años, se  concibe en el podio del “eterno irremplazable” en  la historia de la “patria”;  entonces, la JEP tendrá que llegar hasta el fondo en la desarticulación de las mil cabezas de Hidra. Hasta el momento, el fenómeno parapolítico parece inviable de investigar con resultados concretos. Si esto llegare a suceder como en el país de las maravillas, la paz, promesa de toda nación civilizada podría ser posible en Colombia. Finalmente, se invita a recordar  los tristes últimos años de Pinochet … huyendo de la justicia internacional.

Quienes estamos en la orilla de la crítica argumentativa con pensamiento ético, si ser de izquierda, es llamar las cosas por su nombre, en este contexto idiomático, tendríamos que aceptar. Por el momento, gracias a las redes sociales y a columnas de opinión en youtuber podemos informar y compartir ideas afines. No todo lo tenemos perdido.


Publicado en Las2Orillas con el título “¿Cómo las redes sociales engañan a los colombianos?” Disponible en, https://www.las2orillas.co/como-las-redes-sociales-enganan-a-los-colombianos/

 

 

Apatía colectiva enfrente al conflicto de actores irregulares

Un relato corto

 Nubia Barrera Silva

En Colombia, antes de agudizarse el destierro forzado de indígenas, afrodescendientes, colonos y campesinos,  la diversidad cultural se veía tan distante como la lejanía de sus  territorios en la geografía nacional con respecto a los centros de poder y toma de decisiones. 

La televisión –entre otros medios- elabora ideales de homogeneización cultural ajustados al consumo de imágenes, productos en anuncios publicitarios y por supuesto la  guerra como  solución al terrorismo, el narcotráfico y la extrema pobreza de millones de habitantes con efectos destructivos en el medio ambiente. En el fondo de estos conceptos asociados a la guerra se entrevera el terrorismo en pos del acaparamiento de tierras de empresarios y financieros regionales y urbanos dedicados a la expansión de monocultivos agroindustriales, la ganadería extensiva y la especulación financiera con dinero FIAT.

Los medios masivos transmiten testimonios y datos aislados sin contexto económico, ambiental, ni social. No interesa las diferencias de cosmovisión con sus percepciones específicas del territorio en estos lugares virtuales. Todo es homogéneo, monótono, despersonalizado. Se traduce en unanimismo político, intolerancia y violencia. Se disuelve peligrosamente el hecho verídico en noticias de farándula, anécdotas y entretenimiento.  Ahora, se conoce como la posverdad (fake News). https://mondiplo.com/geopolitica-de-la-posverdad-la-informacion-en-la-7868

La deforestación, la sustitución de cultivos tradicionales por agroindustriales, erosionan el suelo, afectan a centenares de familias campesinas, en invierno -en distintas regiones del país-, entre los enseres arrastrados, también desaparecen niños y ancianos por el deslizamiento de montañas o apacibles corrientes convertidas en turbulentas aguas. Cuando la naturaleza se apiada en su cuenta de cobro, asalta otro efecto destructivo, el de la guerra. Todos se encomiendan al más allá ante la repetición de las mismas noticias en diarios y en la televisión privada; entre tanto, con energía renovada y recursos del entorno los habitantes reconstruyen sus vidas hasta el límite que impone la nueva catástrofe anunciada. ¿Dónde está el gobierno? Ocupado haciendo la guerra.

¿A quien le interesa el oculto mundo de la diversidad manifiesta en múltiples formas de recuperar lo perdido, vivir el tiempo, llorar  a los muertos? Cada mañana se anhela un milagro, que nunca llega. Así transcurre la vida, en medio del sufrimiento y el duelo; la solidaridad, la esperanza y  la gratitud. Los infortunios padecidos todavía no han sido descritos en novelas. Y, ¿por qué no decirlo?, el odio, la venganza y la impotencia también se acumulan ante tanto desamparo.

Los culpables también tienen miedo. Dan por hecho que la amnesia y la política del miedo enmudecen por siempre las voces que claman la verdad que subyace en cada evento del conflicto colombiano. La memoria colectiva no está totalmente destruida, aunque esté fracturada por el dato incompleto, el hecho aislado y la palabra ahogada en la garganta.  Pero se equivocan. Este patrimonio intangible -algún día- reconstruirá el tejido social y  cada individuo podrá encontrarse con el otro desde la  experiencia y la vivencia compartida, percibiendo como eje articulador, la lógica del respeto a la diferencia cultural. En este proceso,   los criminales no podrán ocultar sus nombres ni  las atrocidades cometidas. Nadie puede deshacer la verdad inmersa en los hechos consumados.  No escaparán al dictamen de la historia, así, contra viento y marea se prolonguen en el poder. Aunque el tiempo tarde y las  tinieblas oculten la verdad, no  podrán borrarla de las biografías de los afectados ni de la historia de las regiones.
El conflicto armado desplaza hacia Bogotá –ciudad imaginada para el encuentro multicultural y las oportunidades-, a  familias enteras y otras diezmadas por el horror. Todas en común muestran la diversidad fracturada, diezmada y aturdida por el ruido de fusiles y el llanto de los supervivientes. En andenes,  en los semáforos, en los puentes peatonales se cruzan y caminan buscando llamar la atención del ciudadano. Pasan de lado cohibidos, desalentados y disminuidos en su autoestima y dignidad como individuo y colombiano hombres, mujeres y niños  sin distinción de edad y sexo. Tímidamente en una cartulina mencionan su  abandono  y lugar de origen. Piden limosna. Jamás lo habían hecho.  Sin argumentos buscan una mano extendida. Prevalecen las versiones oficiales y la inmunidad cotidiana frente a este drama.   

El lugar de origen, poco o nada, dice al ciudadano. Son regiones tan distantes que da la impresión de que vienen de otro país. Se les llama esa gente. Nada que ver. Se confunde entre habitantes de la calle, mendigos y delincuentes urbanos. ¿Hasta dónde llega la responsabilidad del ciudadano común con esta población en destierro? Las manos extendidas con ayudas esporádicas y los programas puntuales de gobierno no responden la compleja dimensión humana y material de esta tragedia. Quienes hoy usurpan estas tierras deben devolverlas a sus verdaderos dueños.

Es hora de que estos compatriotas en sus regiones recobren su patrimonio, el trabajo y la dignidad de labrar sus propios ideales. El retorno al predio usurpado, mejorará la salud mental y afectiva hasta hoy en conflicto  por el flagelo del hacinamiento, el hambre y la perdida de la ocupación que venían desempeñando como actividad heredada, aprendida y mejorada con  programas de desarrollo en sus lugares de origen. Si gran parte de  las poblaciones pobres han habitado terrenos arrebatados a las corrientes de agua, ¿por qué no enfocar los esfuerzos en acciones de conservación sostenible en torno a un proyecto de vida en lugar de empecinarse en sembrar la muerte?

La guerra borra de un plumazo la economía de una vereda, llevándose consigo tradiciones y valores inmersos en complejos tejidos sociales sin que cada uno hubiese aprendido del otro en los mismos espacios de convivencia. No viéndolo en documentales y narrativas. Este país de regiones necesita un presidente que en vez de odio, valore nuestro patrimonio natural, la construcción colectiva y en paz. La guerra crea fricciones irreparables, impide que los habitantes puedan verse en el espejo del otro para amar y sentir este país. Quizás, todavía no sea demasiado tarde para salir de las lógicas comerciales y pensamientos homogéneos de las élites conectadas  a la guerra como estrategia de usurpación de tierras y poder político y militar.

En fin ... nadie puede surcar sobre la muerte.  Y si lo hace, tarde que temprano tendrá que responder y pagar por ello.
Bogotá, DC. junio de 2015.

 

Llegamos a la segunda década de 2020

En 2020 iniciamos una nueva década. Se  avecinan tiempos difíciles e inéditos en la historia de la humanidad.  2019 fue un agitado año y de pronósticos en todas las áreas de la ciencia y de la economía. Veamos algunos:

1. Fracaso de la COP21 en Madrid. El petróleo, el gas y el carbón seguirán marcando la economía global. Todavía las potencias están enfrascadas en las ventas de armas, el poder con sus miles de guerras en tierras lejanas a las propias donde las generan y la subordinación de los países pobres a sus intereses. El dinero no cede espacio para pensar en el cuidado de la vida humana y de los demás seres de la naturaleza.

1. Los expertos en economía afirman que, son imparables la desdolarización y la recesión global ampliada 10 veces a la crisis de 2008. 

2.El despoblamiento de la tierra por migraciones intercontinentales, sequías, pérdida de los suelos para el cultivo de alimentos, el hambre y la sed; temperaturas ardientes, incendios devastadores en todo el planeta; la pobreza de millones de personas. En 2019 más de 600 guerras climáticas.

3. China reemplaza a Estados Unidos en el escenario global.
 
4. Reacomodamiento de potencias por intereses, apoyados en el oro: China, Rusia, Irán y los demás van llegando a medida que se aproxima el colapso.

5. La caída del imperio de Estados Unidos, ya es un hecho. 

5. Las predicciones climáticas, económicas y políticas pondrán en jaque muchas de nuestras creencias, actitudes y valoraciones en frente del otro, serán decisivas en la resolución de problemas desde lo cotidiano a lo local.
Todos los seres humanos tendremos que hacer gala de ingenio y creatividad para el diseño de nuevas condiciones de bienestar. Todos tendremos que cuidar de nosotros y a nuestros seres cercanos. 

Todos tendremos que ser solidarios y pensar en el bien común.

Todos tendremos que simplificar nuestras vidas.

La poesía y la escritura serán aliados insustituibles en esta nueva década.

PARA TODOS LOS SUSCRIPTORES DE MALIA OCEANO, LOS MEJORES SENTIMIENTOS DE AMISTAD, AMOR FRATERNO, PAZ Y SOLIDARIDAD.

TODA CRISIS TRAE NUEVAS ESPERANZAS.

 

 

“¿Cuánto tiempo nos queda?” Pregunta la ONU

La reunión de alto nivel en Madrid, vuelve a insistir en que se frene el calentamiento global en 1,5 °C. Es urgente atender de inmediato las recomendaciones de la COP25 de la ONU, tendiente a la reducción de emisiones en la década que inicia en 2020. Sin embargo, los países de la Unión Europea, tampoco han asumido la responsabilidad que les compete. Están lejos de:

Cumplir los compromisos climáticos actuales. Al margen de la retórica, los poderes económicos y políticos se muestran indiferentes al pronóstico relacionado con el aumento de temperatura de 3,2 °C, un pronóstico para finales de siglo, según revela el último informe de la ONU. Solo 5 miembros del G20, parecen comprometerse con el cronograma. Sin embargo, el planeta va de agenda en agenda que no llega a ejecuciones prácticas.

Alerta: Existe entre los humanos, y más, entre el 1% de ricos, dueños de las empresas más poderosas y destructivas del planeta, proyectarse más allá del presente inmediato, es casi imposible. Están ocupados en el presente inmediato acumulando dinero FIAT sin respaldo en oro, es decir, papel mojado; no obstante, les sirve para apropiarse de la riqueza real que tienen los ciudadanos del mundo. Esta proyección financiera, figura entre las noticias más espectaculares para el 2020, la caída del dólar y con él, la supremacía del imperio norteamericano. (Consultar el vídeo "Los cuatro jinetes del nuevo apocalipsis" Four Horsemen).
Las proyecciones ya tienen un fundamento real. Por internet vemos eventos inéditos de catástrofes globales climáticas: inmigraciones masivas de pueblos enteros por falta de agua y de alimentos, revueltas sociales, guerras y destrucción completa de áreas de la tierra, base de la seguridad alimentaria, entre otros males, es algo que poco le dice al capital financiero. Las grandes multinacionales dan rienda suelta a la avaricia y la acumulación de riqueza en países pobres, sostenidas por la corrupción de los gobiernos y los políticos locales.  

“Las emisiones globales de gases de efecto invernadero deben reducirse 7,6% cada año entre 2020 y 2030 para que el mundo logre frenar el calentamiento global en 1,5 °C este siglo” (informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP). (Ginebra, noviembre 26, 2019).

Voces de alarmas:

 “En los últimos diez años el Informe sobre la Brecha de Emisiones ha hecho sonar las alarmas. Y en esos diez años el mundo sólo ha aumentado sus emisiones”, dijo el Secretario General de la ONU, António Guterres. Esto se traduce en aumento de emisiones de GEI, inundaciones, tormentas, olas de calor, incremento en la desertificación del suelo con impacto en la producción de alimentos.

“Nuestro fracaso colectivo para actuar a tiempo y de forma contundente contra el cambio climático significa que ahora debemos realizar reducciones más drásticas de las emisiones: más de 7% cada año durante la próxima década”, dijo Inger Andersen,

“Nuestra casa está en llamas. El parlamento europeo ha visto el incendio, pero no es suficiente esperar y observar “, dijo el asesor de política climática de la UE de Greenpeace, Sebastian Mang, poco antes de la votación”.

Los países desarrollados agrupados en el G20 son responsables de 78% de todas las emisiones globales, pero sólo cinco de estos países se han comprometido con un objetivo de cero emisiones a largo plazo, indica el reporte.

El reporte revela que las emisiones de gases de efecto invernadero han aumentado 1,5% anual durante la última década. En 2018, alcanzaron un récord de 55,3 gigatoneladas de CO2 equivalente -incluyendo los cambios en el uso del suelo, como la deforestación-.

“Para limitar el aumento de temperatura, ser requieren 15 gigatoneladas de CO2 equivalente menos para la meta de 2 °C, y 32 gigatoneladas de CO2 equivalente menos para la meta de 1,5°C. Esto implica que son necesarios recortes en las emisiones de 7,6% anual entre 2020 y 2030 para cumplir con el objetivo de 1,5 °C y de 2,7% anual para el objetivo de 2 °C.” (Informe PNUMA-2019)

En conclusión, sobra advertir que las proyecciones están subestimadas. La ciencia del clima todavía no tiene todas las variables de medición ante lo desconocido. Por esto, las proyecciones día a día quedan por debajo de los nuevos eventos y descubrimientos, que sin dejan en claro una cosa: el tiempo disminuye en años de proyección ante el inminente desencadenamiento, tanto impensable como incontrolable de causas y efectos climáticos, adicionados a los sociales, políticos y económicos. Será un verdadero apocalipsis. Todavía la ciencia ficción no ha imaginado un colapso global de tal magnitud. Abajo, un ejemplo:

"Una de las peores sequías del siglo ataca a las Cataratas Victoria, uno de los grandes atractivos turísticos entre Zimbabue y Zambia. Es tal el grado de escasez de lluvias, que se las cataratas se han secado". (Fuente: Diana Sandobal)

Un hecho interesante: Somos los humanos los primeros en enterarnos del colapso final y todavía no lo creemos.

Referencia:

PNUMA. Informe sobre la disparidad en las emisiones de 2019. Programa de las Naciones Unidas para el medio ambiente. Nairobi.  
Ecoportal.Net

“!A la mujer de pollera, se respeta, carajo!”

Aquí estamos los hijos de las mujeres de pollera para exigir respeto”

Absolutamente inadmisible estos hechos de violencia en contra la dignidad de ser mujer y alcaldesa. 

En repetidas ocasiones, el empresario opositor y fundamentalista Luis F. Camacho se arrodilla con la biblia y la cruz en la mano, enfrente de sus fanáticos promueve la violencia en contra de Evo porque es la "voluntad de dios". La derecha pro colonialista ha sacado el odio reprimido y el racismo subyacente durante los últimos 13 años por tener en la presidencia a un indígena. Y, no es cualquier indígena, es un visionario que supera en todo a otros lideres formados en famosas universidades estaudineses que no ven más allá de los dictámenes de las potencias ávidas de robarse los recursos naturales de los Países del Sur. Supo conducir a Bolivia a posicionarse como el más país más desarrollado en políticas económico sociales y distributivas del continente. 

La verdadera democracia va más allá del voto. Es poder vivir con garantías y servicios de salud, educación, acceso al trabajo digno y al disfrute de condiciones aceptables de calidad de vida.

Así como dijo el vicepresidente Álvaro García Linera: "¿si cometen estos hechos tan indignos, sin llegar todavía al poder, qué más podemos esperar de esta turba cuando lo esté?"
Tras el ultimátum militar al presidente legítimo Evo Morales, los movimientos sociales dan 48 horas al empresario golpista Luis Fernando Camacho para salir de La Paz (Bolivia), copartidario de Luis Mesa, figura visible en la primera parte del golpe.

Los indígenas están indignados por los insultos, ofensas discriminatorias,  vejaciones y atropellos cometidos a los símbolos y valores aymaras por individuos  armados en moto, que afirman pertenecer a grupos cívicos, que indudablemente, no lo son, solamente dedicados  a incendiar instalaciones públicas, a robar y saquear las viviendas de gente humilde y de  altos funcionarios del Gobierno de Evo, e incluso, fue destruida y robada su propia vivienda.

“Cuando se lanzó la ofensiva en contra de Evo se optó por una política de apaciguamiento y de no responder a las provocaciones de los fascistas. Esto sirvió para envalentonarlos y acrecentar la apuesta: primero, exigir balotaje; después, fraude y nuevas elecciones; enseguida, elecciones pero sin Evo (como en Brasil, sin Lula); más tarde, renuncia de Evo; finalmente, ante su reluctancia a aceptar el chantaje, sembrar el terror con la complicidad de policías y militares y forzar a Evo a renunciar”. ¿Aprenderemos estas lecciones?” https://www.rebelion.org/noticia.php?id=262304

De la Unión Europea, solamente se ha pronunciado  Alexis Tsipras, primer ministro de Grecia desde 2015 hasta 2019. Los demás mandatarios de la UE hasta el momento han guardado absoluto silencio. No es de extrañar, siempre han tenido reticencias de las posturas nacionalistas de Evo Morales en defensa de los recursos naturales (gas, hierro y litio), solamente destinados para invertir en Bolivia. 

Evo promovió de la pobreza extrema a la clase media a más de 3 millones de personas; entregó  más de 200.000 viviendas, erradicó el analfabetismo; universalizó los servicios de educación y salud, entre otros programas sociales. 

Bolivia tiene 4% del crecimiento económico en Iberoamérica en 2019. Es el más alto.

Aunque quieran destruir por la violencia los logros conseguidos en 13 años, quedarán en la memoria de los pueblos que siempre han luchado por la independencia en defensa del patrimonio nacional.

12 de octubre: Conmemoración de la primera tragedia de la colonización europea en las Américas

Fuente: Getty Images.
Cristóbal Colón. 1492.
Colombia como en cualquier otro país subdesarrollado que se respete, sigue aferrado a las tradiciones colonialistas. “El día de la raza”, es el día de la discriminación racial, de aquellos que alardean del  “color blanco en la piel” de origen europeo; en realidad es el mestizaje nuestra herencia común. Estos días de violentas protestas en Ecuador por el “paquetazo” de impuestos a la gasolina con efecto dominó en la canasta familiar y pérdida de derechos constitucionales en reivindicaciones labores históricas relacionadas con el trabajo y otras condiciones de vida digna, en Guayaquil, mujeres de clase alta utilizan palabras de desprecio ante la indignación indígena, palabras como estas: “indios sucios; indios cochinos regresen a la normalidad. Queremos el diálogo”. Solo por citar un ejemplo.

Fuente: Fotográfo David Díaz Arcos. Agencia Bloomberg Provincia de Cotopaxi. Ecuador. Movilización Nacional por alza de combustibles impuesta por el FMI.

Testimonio del fotográfo David Díaz Arcos: “‘Me habían dado un perdigón en la pierna y por eso me retiro y empiezo a subir por una calle, un poco cojeando; cuando estaba a media cuadra la vi a ella parada, tal cual está en la foto, ella no posó para la imagen’. Ella era una indígena de la provincia de Cotopaxi, en medio de una nube de gas lacrimógeno, con una mascarilla cubriéndole su rostro”. BBC Mundo

La unidad indígena doblegó el autoritarismo violento del presidente Lenín Moreno. No tuvo más remedio que derogar el decreto que eliminaba el subsidio a los impuestos en los combustibles.

Esta conmemoración refuerza el unanimismo negacionista de la diversidad cultural, el orgullo de ser indio y de las culturas donde hemos crecido y que tanto tienen que aportar en las soluciones para mitigar los gases efecto de invernadero desprendidos de la deforestación, la sequedad de las tierras, el aumento de la temperatura, la escasez de agua, afín a la pérdida de la diversidad biológica en la naturaleza.

En esta conmemoración, recordamos que han pasado 525 años desde la primera colonización europea. ¿Quiénes llegaron? Expresidiarios, aventureros, ladrones y cuanta lacra existía en los bajos mundos, todos tenían una característica en común: estaban ávidos de oro y de la plata. Eduardo Galeano en su libro Las venas abiertas de América Latina escribe: “El afán de metales preciosos, medio de pago para el tráfico comercial, impulsó también la travesía de los mares malditos. Europa entera necesitaba plata; ya casi estaban exhaustos los filones de Bohemia, Sajona y el Tirol”.

Más adelante, Galeano afirma:"Las bacterias y los virus fueron los aliados más eficaces. Los europeos traían consigo, como plagas bíblicas, la viruela y el tétanos, varias enfermedades pulmonares, intestinales, venéreas, el tracoma, el tifus, la lepra, la fiebre amarilla, las caries que pudrían las bocas (…)”.

En las Américas, esa sed de oro del primer mundo nos persigue como herencia maldita. Se profundiza en la segunda colonización aupada por el capitalismo financiero. Ahora tenemos ávidas de riqueza a las multinacionales españolas de la salud y de los servicios públicos; las europeas, canadienses y de EU por el oro, el carbón y toda suerte de minerales. Se expande con la velocidad de cualquier enfermedad infecciosa el ansía por el “oro verde” de los monocultivos de la palma. En América Central borró las fronteras entre países, en el área Andina se expande por la Amazonia, los parques naturales, santuarios de niebla y los manglares. ¿Cómo lo han logrado? Utilizando la violencia, la desaparición de líderes y la expropiación de las tierras de miles de pequeños propietarios…

El desarrollo del primer mundo y sus niveles altos de consumo tienen el costo de la depredación de la naturaleza externa, la pobreza y grandes desigualdades en las américas.  El desarrollo tecnológico, las presiones económicas del FMI, el BM y otros mecanismos de poder del primer mundo, con la complicidad de Gobiernos y élites locales, han sido las armas más eficaces de dominación y exterminio de los medios de vida físicos, económicos, sociales y socio-políticos.

El 12 de octubre, es el día de la diversidad cultural y, algún día puede ser posible, de la liberación en las Américas para un desarrollo inclusivo, como lo concibió Manfred Max-Neef.

Referencias:
Eduardo Galeno. "Las venas abiertas de la América Latina"

Nuevas alertas en la ONU: Avances sin precedentes del cambio climático

El último informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) de las Naciones Unidas, informa  la cifra récord de aumento de la temperatura entre 2014 y 2019,  sin que los países desarrollados cumplan los compromisos  adquiridos en la COP 25. En 2018, se emitió la cifra récord de CO2 de 37.000 toneladas.

Fuente: Groelandia. Getty Images

En los informes se resalta el aumento del nivel del mar causado por altas temperaturas, entre 2014 y 2019 pasó a 5 mm por año. En Groelandia han desaparecido varias capas de hielo. Desde 2015 a 2019, el hielo derretido se incrementó al menos seis veces desde 1979. En las Bahamas y Mozambique, el aumento del nivel del mar y las intensas tormentas tropicales” llevaron a catástrofes humanitarias y económicas”, alertó el científico Taalas.

De igual manera, las olas de calor, las inundaciones y los incendios forestales ocurren a lo largo y ancho de todo el planeta.

Fuente: Planet Laps. “Una significativa expansión de los brotes de minería ilegal en las tierras indígenas amazónicas, en Brasil, comenzó a emerger desde enero de este año. Así lo confirman las imágenes satelitales analizadas por BBC News Brasil.”

 

Los organismos internacionales enfatizan en denunciar la minería ilegal cuando se trata de buscar culpables del calentamiento global. Sin embargo, es un distractor, no existe minería sustentable.  No por el hecho de ser legal es “sustentable”.  Es destructiva.

En el verano de 2019, el servicio europeo Copernicus sobre cambio climático, detectó varios récords en diferentes países europeos asfixiados por una ola de calor de viento procedente del Sahara. En Alemania, en el norte de España y de Italia; en Francia, se registró un récord absoluto de 45,9 °C. Entre 2011 y 2015 aumentó 0,2 °C; entre 2015 y 2019 aumentó en un 20% en comparación con los cinco años anteriores.

60 países acudirán a la reunión convocada por las Naciones Unidas, sin embargo, no estarán los Estados Unidos, negacionista del cambio climático y Japón por su apoyo a la industria del carbón.  Colombia, por su parte, si estará presente con la retórica acostumbrada del presidente y sus funcionarios. Ahora mismo, el Consejo de Estado acaba de autorizar el fracking piloto, parece ser  una normativa inicial para dar luz verde a la explotación en nuestro territorio. No tienen suficiente con la minería extractiva del carbón, el oro, el petróleo; la ganadería extensiva en reemplazo de alimentos para seguridad alimentaria y monocultivos de palma aceitera. El país está convertido en cárcavas. Así, pues, Colombia, figura entre los países más depredadores del medioambiente y, por esta razón, sobresale por el asesinato de líderes sociales, campesinos e indígenas en defensa de la tierra y de los bienes comunes de toda la humanidad.

Greta Thumberg. Activista global de 16 años

TAMPOCO ESCUCHAN A NIÑOS Y JÓVENES  TODOS LOS VIERNES EN LAS CALLES, EN LAS NACIONES UNIDAS Y EN LOS PARLAMENTOS DE LAS CIUDADES EUROPEAS.

“Si no empezamos a cuidar la Tierra, moriremos”.

La adolescente sueca Greta Thunberg ha estado movilizando a millones de personas, sobre todo adolescentes activistas en todo el planeta. Piensan: ¿De qué sirve estudiar, sino vamos a tener planeta para vivir?

Referencias:

Servicio Europeo Copernicus

João Fellet y Camilla Costa

https://www.bbc.com/mundo/noticias-49152051